Las promesas en salud…


El 12 de agosto pasado, con gran despliegue mediático el presidente de la República, Juan Manuel Santos Calderón, anunció al país los acuerdos logrados con las asociaciones médicas para llegar a un sistema que resuelva el problema de salud a los colombianos, basado en tres principios fundamentales: 1. La salud no puede ser un negocio sino un servicio social, 2. Los recursos de salud son sagrados y 3. Evitar el deterioro progresivo de los hospitales públicos.

 

Los acuerdos fueron: 1. Establecer un plan de beneficios universal, equitativo, único e integral que no excluya ninguna enfermedad. 2. Garantizar la autonomía médica (auto-regulación). 3. Reformar a las EPS (sistema de aseguramiento en salud): revisar la integración vertical y fortalecer la inspección y vigilancia ejercida por las superintendencias de salud y financiera. 4. Recuperar la calidad de los profesionales de salud y evitar el deterioro de la formación médica.

 

El Ministro de Protección Social, Mauricio Santamaría, explicó las acciones que el gobierno produciría para lograr, antes de finalizar el año, corregir los problemas estructurales del sistema de salud actuando en cinco aspectos fundamentales: Aseguramiento, Inspección, vigilancia y control. Red pública hospitalaria como reguladora del sistema, calidad en la formación del talento humano y Rediseño institucional.

 

Aunque falta todavía un mes para hacer realidad las anteriores propuestas, hasta ahora los logros que el gobierno puede presentar son la reforma del ministerio, llamado ahora de Salud y Protección y la propuesta de unificación del plan de beneficios para los mayores de 60 años.

 

Colombia es uno de los países de Latinoamérica en donde la inversión en salud en proporción al PIB es más alta y aunque ha logrado aumentar la cobertura, la inequidad sigue siendo notoria y el enriquecimiento de algunas EPS ha sido evidente. La Academia Nacional de Medicina, la Federación Médica Colombiana, la Asociación de Sociedades Científicas y la Asociación Médica Sindical (ASMEDAS), participantes del acuerdo con el gobierno, deben estar preguntándose si “les hicieron conejo” con las promesas de Agosto; aunque todavía falta un mes (Diciembre) muy propenso a grandes reformas de última hora, el panorama es desalentador.

 

En la actualidad hay un debate candente sobre la reforma a la ley de educación superior y tanto el gobierno como los estudiantes han fijado sus posiciones; si el proceso avanza al ritmo de las reformas en salud se pueden presagiar muchas confrontaciones y pocas soluciones.

 

Fuente: vanguardia.com

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: